domingo, 29 de noviembre de 2009

Adiós a la gerencia, bienvenida la política

En este espacio hablamos bastante sobre la distancia de Macri con la política.

¿Cómo?

Claro, Mauricio es jefe de gobierno de la ciudad pero a pesar de la política.

Su caudal de buena imagen, de hombre blanco, se agotó en el intento por civilizar a la política ennegrecida de viejo cuño.

Para la superviviencia del macrismo se impone un giro hacia los dirigentes que vienen susurrándole al oído la necesidad de buscar refugio en una construcción política que, de mínima, lo sostenga con eficacia en el gobierno porteño y que le abra la puerta al escenario presidencial de 2011.

Fidanza en Crítica nos da algunas pistas más del giro hacia la política del Pro capitalino.


(click en la imagen para ir a la nota)

1 comentario:

DIEGO dijo...

CREO QUE PARA NUESTRO BIEN NO DEBE DEJAR EL MARKETING. MAS GERENCIA, MENOS VALE.

QUE SIGA SIENDO GERENTE.

LA CIUDAD SE PUEDE RECUPERAR HASTA DE UN BOMBARDEO.

SUGIERO COMO ACESOR A CARAMELITO FORT.